Archivo de la etiqueta: Dad Cristina Dáger Pieri

La desaparición de esta especie, que tampoco se ha encontrado en otros tramos del río Lozoya o en el río Madarquillos, pone de manifiesto el mal estado y la creciente degradación de los tramos trucheros, en las cabeceras de los principales ríos de la Comunidad de Madrid. Esta pérdida de biodiversidad en los ríos madrileños es responsabilidad de la Consejería de Medio Ambiente que gestiona los ríos y la pesca fluvial sin atender a las prioridades de conservación que desde hace tiempo se ponen en marcha en el resto de las comunidades autóctonas. Los tramos donde sobreviven las últimas poblaciones de la trucha común autóctona de la Comunidad de Madrid se utilizan como “bañeras” donde se arrojan periódicamente gran cantidad de truchas exóticas e invasoras (arco iris) competidoras que deterioran nuestras poblaciones de peces silvestres. Los muestreos de peces que la Consejería de Medio Ambiente ha realizado en 2020 no han sido capaces de capturar ni un solo ejemplar de trucha común autóctona (Salmo trutta) en los ríos Cofio y su afluente Aceña. La desaparición de esta especie, que tampoco se ha encontrado en otros tramos del Lozoya o en el Madarquillos, pone de manifiesto el mal estado y la creciente degradación de los tramos trucheros, en las cabeceras de los principales ríos de la Comunidad de Madrid. De este desastre para la biodiversidad es responsable una Consejería arcaica y ajena a las prioridades de conservación que desde hace tiempo se ponen en marcha en el resto de España. Los tramos donde sobreviven las últimas poblaciones de la trucha común autóctona de la Comunidad de Madrid se utilizan como “bañeras” donde se arrojan periódicamente gran cantidad de truchas exóticas e invasoras (arco iris) competidoras que deterioran nuestras poblaciones de peces silvestres. El río Cofio discurre entre los límites de Ávila y Madrid, en la zona de Santa María de la Alameda. Era uno de los pocos ríos madrileños donde todavía sobrevivían truchas comunes, una especie muy sensible a las alteraciones y un importante indicador biológico de calidad medioambiental. La desaparición de la trucha nativa en los muestreos del río Cofio es el último ejemplo de la pérdida de biodiversidad acuática en la Comunidad de Madrid. Especies como la trucha común, boga de río, barbo comizo, colmilleja o pardilla, están sufriendo un retroceso paralelo a la expansión de especies invasoras y la degradación del medio causada por la alarmante disminución de caudales en los ríos, que está llegado a provocar incluso problemas sanitarios (caso de la “mosca negra” o riegos con aguas contaminadas). Cursos como el Lozoya se quedan prácticamente secos en Rascafría por abusos en los aprovechamientos; los caudales y sus oscilaciones desde las presas, responden tan sólo a las necesidades de gestión del Canal de Isabel II convirtiendo a los ríos en canales sin corriente y sin vida; la contaminación sigue siendo preocupante. Además de estas presiones la Consejería de Medio Ambiente sigue estimulando la compra comercial y la suelta anual de miles de truchas arco iris (Onchorhyncus mykiss) en las cabeceras fluviales para mantener activos varios cotos de pesca intensiva. Este ha sido el caso de los ríos Cofio y Aceña. La trucha arco iris está considerada por organismos internacionales como una de las 100 especies invasoras más peligrosas para la biodiversidad cuando se dispersa fuera de su hábitat natural y está declarada especie invasora en nuestro país. PUBLICIDAD En cualquier Comunidad Autónoma, con mejor o peor fortuna, se aplican desde hace años medidas, planes, normativas y recursos dirigidos a conservar especies y hábitats acuáticos. Sin embargo, en la Comunidad de Madrid desde hace décadas se mantienen las mismas medidas de pesca, caducas, ineficaces y dañinas: No hay planes de gestión; no existe ley de pesca propia (se aplica la de 1942); mientras en el resto de España los cotos de pesca intensiva se localizan lejos de los mejores hábitats trucheros, en la C. de Madrid se sitúan precisamente en los tramos de cabecera donde sobreviven sus últimas poblaciones autóctonas de truchas; y la suelta de peces exóticos al medio natural se hace incluso sin un mínimo control sanitario, contribuyendo a introducir y propagar enfermedades que pueden afectar a los peces silvestres y otras especies nativas 1. Sorprende que la Dirección General de Medio Natural siga insistiendo en ofrecer la pesca de truchas comunes donde ya no existe oficialmente 2. O se trata de una estafa a los pescadores o se están soltando también truchas comunes procedentes de piscifactoría, algo que siempre se había negado desde la Consejería de Medio Ambiente y expresamente prohibido en el artículo 54.5 bis de la Ley de Patrimonio Natural. En las zonas trucheras, una de cada tres especies de peces ya son exóticas, y en el conjunto de los ríos de la Región estas ya suponen el 50 %, y por supuesto seguimos esperando las preceptivas estrategias y planes de control y posible erradicación de estos peces ajenos a nuestras aguas. Sin voluntad desde la Administración, y con gestores que se desentienden de sus obligaciones de conservación, la situación sólo puede empeorar. Es lo que viene ocurriendo en la Comunidad de Madrid desde hace mucho tiempo, el último es el río Cofio. PUBLICIDAD Frente a esta situación los colectivos  los colectivos AEMS Ríos con Vida, ARBA, la Asociación Ecologista del Jarama “El Soto», Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo demandan que la Comunidad de Madrid aplique criterios de conservación tal y como le corresponde como entidad pública obligada a proteger su patrimonio natural, y que incluyan, al menos: Aumento y renaturalización de los regímenes de caudales en los ríos. Reducción de captaciones y derivaciones de agua, especialmente en verano.  Poner fin a la suelta de peces exóticos, especialmente en las cabeceras fluviales.  Planes de recuperación de las poblaciones ícticas en declive (trucha común, boga de río, bermejuela, pardilla, barbo comizo…).  Recuperación de la conectividad ecológica mediante la retirada de obstáculos fluviales abandonados, y la construcción de pasos para peces en los que están en uso.  Reducción de la contaminación, actuando sobre los focos locales.

Fuente: Noticias Medio Ambiente

El uso intensivo de los vertederos como fuente de alimentación por parte de la cigüeña blanca (Ciconia ciconia) tiene un efecto positivo en el número de huevos puestos por los padres que llegan a eclosionar, pero también uno negativo en la supervivencia de esas mismas crías tras la emancipación, al menos durante su primer año de vida independiente, según una investigación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA, CSIC-Universitat de Les Illes Balears). La cigüeña blanca es una de las aves que más aprovecha los vertederos para alimentarse. Por primera vez, investigadores han evaluado en Science of The Total Environment el efecto potencial de los basureros en los parámetros demográficos (reproducción y supervivencia juvenil) a nivel individual en una población de cigüeñas del centro Peninsular, determinando ventajas e inconvenientes de este sistema. Por un lado, la gran cantidad de alimento disponible y la proximidad al vertedero puede explicar el efecto beneficioso sobre los parámetros reproductivos. Pero, por otro, la baja calidad de la comida, los contaminantes y los patógenos adquiridos durante las primeras etapas del desarrollo por parte de los pollos pueden reducir su probabilidad de supervivencia futura. “Las conclusiones que se extraen de este estudio hacen referencia a que un uso moderado de los vertederos como fuentes de alimento parece ser una estrategia más eficiente”, señala José I. Aguirre, investigador del Departamento de Biodiversidad, Ecología y Evolución de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UCM. Resultados de investigación para mejorar la gestión Desde hace unas décadas, los vertederos de residuos se han convertido en una fuente de alimento muy importante para la fauna silvestre. Son constantes, predecibles, superabundantes y pueden contribuir a mejorar los parámetros reproductivos o de supervivencia de los animales, especialmente de las aves. Sin embargo, también se han investigado aspectos negativos relacionados con la intoxicación, la ingesta de plásticos, las deformidades esqueléticas causadas por los contaminantes, las descompensaciones en los balances de estrés oxidativo y otros problemas de salud para los individuos que los utilizan. PUBLICIDAD “Aunque este estudio ha demostrado que un uso del vertedero tiene sus costes y beneficios a nivel individual, no se deben ignorar los efectos beneficiosos a nivel poblacional que han demostrado otros estudios. Se deben por tanto diseñar medidas de gestión para mejorar las fuentes de alimentación naturales, reducir la mortalidad no natural y las interferencias humanas para garantizar la viabilidad de las especies bajo las nuevas normativas europeas encaminadas a eliminar los vertederos a cielo abierto en un futuro cercano”, concluye Aguirre.

Fuente: Noticias Medio Ambiente

En el año 2050, la mayoría de los habitantes de la Tierra vivirá aguas abajo de decenas de miles de grandes presas, de más de 15 metros de altura desde los cimientos hasta la cima o de entre 5 y 15 metros con más de tres millones de m3 embalsada, construidas a lo largo del siglo XX. Según un nuevo informe de la Universidad Naciones Unidas (UNU-INWEH), muchas de estas infraestructuras ya están obsoletas en cuanto a su diseño y superan su vida útil, situada entre los 50 y 100 años.

“La construcción de grandes presas surgió a mediados del siglo XX y alcanzó su punto álgido en los años 60 y 70, sobre todo en Asia, Europa y América del Norte, mientras que en África el pico se produjo en la década de 1980. El número de grandes presas después de eso declinó de forma continua y progresiva”, explica el coautor Vladimir Smakhtin, director del Instituto de Agua, Medioambiente y Salud de la UNU-INWEH.

Las presas viejas son un peligro inminente

La mayoría de los más de 58.700 grandes embalses que se construyeron fue entre 1930 y 1970. El 60 % de las mayores presas se sitúa en Asia, donde cuatro países –China, India, Japón y Corea del Sur– encabezan la lista junto a EE UU y Brasil. Solo en España, se construyeron 1.064 grandes presas, de un total de más de 1.200, que tienen una edad promedio de 56 años, siendo el país europeo con mayor número de embalses, y décimo a escala mundial.

A partir de los 50 años de antigüedad, estas estructuras de hormigón probablemente empiecen a mostrar signos de envejecimiento, como mayores quiebras o roturas que impliquen gastos crecientes de mantenimiento y reparación, aumento de la sedimentación del embalse y pérdida de la funcionalidad y efectividad. Todas estas causan están “fuertemente interconectadas”, dice el documento.

Principales riesgos de las presas antiguas

Estas infraestructuras, que sirven de almacenamiento para el suministro de agua, riego, control de inundaciones, energía hidroeléctrica o incluso para entretenimiento, contienen un enorme volumen de agua que se estima que se sitúa entre los 7.000 y 8.300 km3, el equivalente a cubrir cerca del 80 % de la masa terrestre de Canadá bajo un metro de agua. Debido a su antigüedad, ¿a qué riesgos se enfrenta estas estructuras envejecidas?

El principal peligro, según el equipo de científicos, sería de ruptura de la estructura. “El peor de los casos es el colapso de la presa, que provocaría un gran número de víctimas y pérdidas económicas por valor de millones de dólares”, asegura a SINC el autor principal del informe Duminda Perera, investigador en la UNU-INWEH.

PUBLICIDAD

A esto se añade la sedimentación que puede reducir la capacidad de almacenamiento de la presa. “Si no se eliminan, la estructura se vuelve obsoleta”, reconoce. Los altos costes de mantenimiento y reparación aumentan también a medida que los embalses envejecen.  Los riesgos también parecen incrementarse debido al cambio climático, apunta el informe. Las presas construidas en el siglo pasado se basaron en datos hidrológicos “estacionarios”, es decir que no cambian con el tiempo. “Debido al cambio climático, los registros de flujo de los ríos sí varían”, advierten los autores.

Además, las lluvias más frecuentes e intensas pueden provocar cambios en el patrón de inundación con un mayor impacto en la estructura de la presa. “Así, una lluvia más extrema puede promover la erosión río arriba que conduce a una sedimentación acelerada de la reserva”, continúa el científico. El aumento de las temperaturas fomenta también la evaporación de la superficie del embalse y hace que el almacenamiento de agua sea menos eficiente.

Según el informe, ante esto, solo las presas bien diseñadas, construidas y mantenidas pueden alcanzar los 100 años de servicio, por eso los autores sugieren que se producirá un incremento de “desmantelamientos”, un fenómeno que se está acelerando en EE UU. “Las inspecciones periódicas y el mantenimiento oportuno pueden aumentar significativamente la vida útil de una presa”, señala Perera.

PUBLICIDAD

En el caso de Europa, evitar el envejecimiento dependerá de las limitaciones económicas y prácticas o de mantener el uso original de la estructura. “La eliminación o desmantelamiento es una opción cuando es demasiado arriesgado mantener una presa más tiempo o cuando la presa ya no cumple su función”, dice a SINC Perera.

Según los autores, si una presa debe eliminarse, parcial o totalmente, el desmantelamiento es mucho menos costoso que la reparación o la reconstrucción. “En general, el desmantelamiento de presas debe considerarse tan importante como la construcción en el proceso de planificación”, recogen en el trabajo.

PUBLICIDAD

Las europeas, las más antiguas

Al igual que en España, donde el punto álgido de construcción se produjo en la década de 1960, la edad media de las presas europeas ronda los 50 años. Reino Unido es el país europeo que concentra las presas más antiguas con una edad media de 106 años.

Como estas, cerca del 10 % de las presas europeas alcanza esa edad en un continente donde la actividad para construirlas prácticamente ha cesado y pocos ríos y vías fluviales permanecen libres de obstáculos, aunque en España la edificación de presas se ha mantenido en los años 70, 80, 90 hasta nuestros días, pero en menor medida. Existen además otras excepciones: “En Europa del Este y Turquía, la tasa de construcción, sobre todo de presas hidroeléctricas, se encuentra entre las más altas del mundo”, subraya Perera.

Según los científicos, en general, la tendencia en Europa es eliminar y desmantelar las presas y proteger las vías fluviales y mantenerlas libres de obstáculos. Pero “esto no se debe a una preocupación por la seguridad pública, sino por motivos ambientales, ya que varios grupos instan a la restauración de rutas migratorias para los peces”, concluyen a SINC los autores.

Así lo advierte Jesús I. Sánchez, presidente de la Asociación española de licenciados, doctores y graduados en Ciencia y tecnología de los alimentos (ALCYTA) quien mantiene que en nuestros domicilios no disponemos de las herramientas necesarias para controlar y evaluar los parámetros necesarios para saber si nuestra conserva es 100% segura en términos físico-químicos y microbiológicos; tal y como ocurre sí en una industria alimentaria.

«Únicamente podremos revisar posibles cambios de color, sabor, aroma o textura del alimento, o de alteraciones apreciables en el envase, e indicativos de que el alimento no está en correctas condiciones», avisa.

Los 15 mandamientos para hacer conservas caseras de forma segura y saludable

Entre otros puntos a tener en cuenta comenta que la versatilidad de las conservas caseras es enorme, y se pueden realizar con frutas, verduras, hortalizas, pescados, quesos o carnes: «En función de varios factores de deterioro intrínsecos (propios del alimento) y extrínsecos, como las posibles fuentes de contaminación, se aplicarán unas técnicas u otras alargar su vida útil. En función de éstas, las propiedades organolépticas (color, sabor, aroma y textura) del producto final serán diferentes».

En general, Sánchez destaca que el proceso central más importante en la fabricación de una conserva será el tratamiento térmico: «La temperatura necesaria, en general, será cercana a la ebullición del agua, es decir a 100ºC. El periodo de tratamiento dependerá de la naturaleza del producto, pero en general, para productos ácidos con pH inferior a 4,5 se usan tiempos cercanos a los 20 minutos a 100 ºC. Para productos con acidez más baja, pH a partir de 4,5, deberá ser de 30-40 minutos».

Por otro lado, el experto en tecnología de los alimentos matiza que cualquier materia prima seleccionada va a tener una concentración variable de microorganismos alterantes (que afectan a las propiedades organolépticas) o patógenos; independientemente del origen. «Por ello, en nuestras casas debemos ser muy cuidadosos a la hora de realizarla. La posibilidad de una intoxicación por ‘Clostridium botulinum’, un microorganismo causante del botulismo está siempre presente; si bien es cierto que el número de casos-brotes producidos en España es muy escaso, la gravedad de la enfermedad es muy alta pudiendo tener consecuencias mortales», agrega.

Según detalla el presidente de ALCYTA, las conservas realizadas en nuestros domicilios presentan características nutricionales similares a las de una conserva industrial; si bien es cierto, que los ingredientes que pudiéramos utilizar en nuestra casa podrían tener unas muy buenas propiedades nutricionales, las conservas elaboradas en la industria alimentaria, siempre y cuando examinemos cuidadosamente su etiquetado, pueden tener la misma composición y valores nutricionales que la casera.

PUBLICIDAD

«Teniendo en cuenta que el proceso tecnológico de las conservas conlleva una serie de pautas que son importantes de cumplir de cara a tener la mayor seguridad higiénico-sanitaria sería partidario de comprarlas en nuestro lineal, y si las elaboramos en nuestro domicilio, que sean aquellas en las que se aplican un mayor número de las técnicas que garanticen más la destrucción de microorganismos», valora el tecnólogo de alimentos, a la vez que enumera que estas técnicas son: La aplicación de calor (pasteurización o esterilización), o la adición de sustancias conservadoras (azúcar, sal, vinagre, alcoholen, aceites o grasas, antioxidantes como el zumo de limón, la conservación mediante fermentación, entre otras).

Pautas para realizar una conserva de forma segura, si pudiera enumerarlas y explicarlas brevemente sería perfecto

Así con todo, el presidente de ALCYTA, Jesús I. Sánchez, enumera cuáles son las pautas generales para elaborar una conserva, a partir de un ejemplo de mermelada:

  1. Higiene del manipulador. Lavar las manos y uñas, tener el pelo recogido, no llevar relojes o pulseras.
  2. Higiene y limpieza de la cocina. Limpiarla y ordenarla antes de comenzar la elaboración
  3. Higiene y limpieza de los utensilios de cocina. En el equipamiento y utensilios que estén bien limpios, lavando las ollas y dejándolas escurrir boca abajo sin secar sobre papel de un solo uso.
  4. Selección de envases aptos para realizar la conserva. Normalmente utilizamos de vidrio. Es importante la tapa no esté deformada y que el cierre funcione correctamente.
  5. Esterilización del envase. Para ello mantenemos frascos y tapas en agua hirviendo durante 15 minutos. El agua debe cubrir los tarros. Dejándolos posteriormente boca abajo en papel secante teniendo cuidado de no tocar el interior del frasco o de la tapa.
  6. Selección de la fruta: Ni muy verde ni muy madura. Sin golpes o alteraciones aparentes del color. Trocearla si es necesario.
  7. Lavado y secado de la fruta con abundante agua limpia pudiendo, según los casos, mantener la materia prima sumergida en una disolución de hipoclorito en agua fría durante 5 minutos a razón de 1,5 ml de lejía por cada litro de agua, enjuagando los equipos y utensilios antes de utilizar.
  8. En el caso de ser necesario deshuesarlas, utilizar un deshuesador bien limpio.
  9. Preparación de la disolución de azúcar en agua (en este caso tiene dos funciones endulzante y conservante). Se prepara una disolución de entre 700-mil gramos de azúcar (depende del tipo de fruta seleccionada) por cada litro de agua, y se aconseja dejar la futa con esta disolución macerándola para que el azúcar se disuelva correctamente.
  10. Un elemento importante en la elaboración de mermeladas es la pectina, una sustancia natural de las frutas que al cocer hace que la mermelada ‘cuaje-espese. Las frutas con más pectina son los frutos rojos, el membrillo, la manzana o los cítricos. En el caso de que nuestras frutas tengan menos pectina podemos añadir corazones deshuesados de manzana que liberarán en la cocción la pectina.
  11. Una vez que tengamos la mezcla de ingredientes se procede a cocerlas, removiéndolas con una cuchara bien limpia. El tiempo de cocción necesario varía según la fruta y la pectina que tienen. Se puede decir que cuando llegue a los 104-105 ºC finalizaría este proceso. Podríamos picar o no en función de nuestros gustos dentro de la cazuela aún caliente con la batidora.
  12. Ahora rellenamos nuestros envases previamente esterilizados (la esterilización y secado de envases debe realizarse justo antes de la cocción de nuestras frutas), dejando un espacio de un dedo con la boca del frasco.
  13. A continuación debemos hacer vacío en el envase. Para ello pondremos los envases boca arriba y cerrados herméticamente en un cazo al fuego con agua caliente durante 20-30 minutos desde el primer hervor (aunque dependiendo de la conserva puede llegar a ser de 45 minutos) para realizar la pasteurización, que nos permite alargar la vida útil. La tapa del envase se hace cóncava, un diagnóstico de que ha hecho vacío, necesario para evitar el crecimiento de microorganismos. Este sistema permite que la conserva dure 1 año siempre.
  14. Dejamos la conserva en la cazuela hasta que estén templados.
  15. Rotulamos el envase poniendo el nombre de la conserva realizada y la fecha de elaboración. Guardar en un lugar fresco y seco protegido de la luz hasta su consumición.

Sobre lo que no se debe hacer al realizar una conserva, Sánchez apunta que el disponer de envases antiguos o reutilizados varias veces, el no controlar la temperatura durante los procesos, el utilizar tapas muy usadas que no permitan realizar el vacío correctamente, o no controlar los tiempos mínimos necesarios para cada proceso. «En general no realizar correctamente las operaciones de conservación», añade.

PUBLICIDAD

En cuanto a las duraciones de las conservas, son variables en función del proceso y de la materia prima. «Aconsejaría no superar los 3 meses desde su elaboración aunque es cierto que las conservas pueden superar el año», reconoce, al tiempo que indica que cuando vayamos a consumir una conserva se debe revisar que los envases no tengan golpes o estén abombadas. «En ese caso siempre hay que tirarlas», alerta.

Cuando abramos la conserva observar que se percibe la rotura del vacío (en envases de rosca) con un ‘plof’ característico, que las bocas no tengan signos de crecimiento de microrganismos (hongos y levaduras), y que antes de comerla, el olor y apariencia visual sea el característico del producto y por supuesto revisar las fechas de caducidad para cada conserva, según continúa el presidente de ALCYTA.

Un  estudio de evaluación y valoración de los servicios de los ecosistemas marinos de la Red Natura 2000 en España, que ha elaborado la Universidad Autónoma de Madrid, pone de manifiesto el valor económico, cultural y medioambiental de los servicios de los ecosistemas marinos relacionados con la absorción de carbono, la pesca y el turismo. Este trabajo se ha realizado en el marco del proyecto LIFE INTEMARES, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Este análisis ha permitido testar el alto valor que tienen los espacios de la Red Natura 2000 marina en el bienestar humano a escala estatal y contribuye a la gestión integral de los espacios marinos protegidos de España, de modo que los diferentes servicios ecosistémicos del océano puedan ser tomados en consideración en la toma de decisiones.

Fundación Biodiversidad. Los servicios de los ecosistemas marinos, esenciales para el bienestar y la economía

El análisis incluye una valoración económica de los servicios de los ecosistemas y un análisis de los diferentes escenarios de futuro de los espacios marinos. También contiene una representación espacial de los servicios existentes en los ecosistemas marinos de España, con especial atención a los incluidos en la Red Natura 2000 marina.

Secuestro de carbono

Los espacios marinos de la Red Natura 2000 acumulan el 82% del total del carbono que es absorbido por los mares españoles. El estudio también pone de relieve la importancia de las praderas marinas, cuyo secuestro de carbono almacenado representa casi el 70% de las emisiones anuales de toda España.

El valor de la absorción del carbono que proporcionan nuestros mares no solo es ambiental, sino también económico, estimado en alrededor de diez mil millones de euros, equivalente al 0,7% del PIB nacional, según este análisis. Si la cantidad de carbono capturado por el océano se redujera como consecuencia de los impactos sufridos por las praderas marinas, podrían producirse pérdidas económicas de hasta 20.000 millones de euros en el peor escenario, según el valor económico de la tonelada de carbono equivalente establecida por el Banco Mundial.

Estos datos ponen de manifiesto la importancia de conservar los ecosistemas que secuestran carbono y la urgente necesidad de una gestión integrada de las praderas de posidonia para su mantenimiento, regeneración y recuperación.

PUBLICIDAD

Pesca y turismo

Los espacios integrados en la Red Natura 2000 marina también suponen un importante capital para las artes pesqueras. El 44% de la extracción pesquera, excluyendo las artes tradicionales, se lleva a cabo dentro de la Red Natura 2000, según este informe.

Los servicios recreativos y turísticos son especialmente importantes en áreas marinas como la levantino-balear, el Golfo de Cádiz y el Estrecho de Gibraltar, así como en las islas canarias. La evaluación y cartografía realizada para evaluar este servicio demuestra que es un elemento fundamental para la gestión y conservación de las zonas costeras.

Gestión eficaz de los espacios marinos

El informe también destaca la necesidad de ajustar la gestión de cada espacio marino protegido a las características de cada zona y sus particulares servicios ecosistémicos existentes.

PUBLICIDAD

La cartografía de los servicios de los ecosistemas marinos desarrollada ha aportado una información espacial pionera a escala nacional en España, según este análisis, y puede favorecer importantes avances en las metodologías de diseño de estrategias marinas nacionales o para elementos más específicos de la gestión de la Red Natura 2000 marina.

El life intemares

El proyecto LIFE INTEMARES avanza hacia el objetivo de lograr una gestión eficaz de los espacios marinos de la Red Natura 2000, con la participación activa de los sectores implicados y con la investigación como herramientas básicas.

La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico coordina el proyecto. Participan como socios el propio ministerio, a través de la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación; la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, así como de la Agencia de Medio Ambiente y Agua; el Instituto Español de Oceanografía; AZTI; la Universidad de Alicante; la Universidad Politécnica de Valencia; la Confederación Española de Pesca, SEO/BirdLife y WWF-España. Cuenta con la contribución financiera del Programa LIFE de la Unión Europea.

¿Cambiamos o no cambiamos?

La contaminación ambiental es un problema que cada día se agrava más y contra el que solo se puede luchar renunciando terminantemente a los combustibles de origen fósil. Eso implica que, para dejar de quemar derivados del petróleo, carbón, hulla, turba, etc., necesitamos sucedáneos cuyos detritos no sean venenosos.

Además de que, por la contaminación mueren millones de personas cada año, en poco más de 6 décadas las reservas petrolíferas mundiales se agotarán y lo mismo le sucederá con el carbón y el resto de los combustibles fósiles en dos siglos, por lo que es necesario tener alternativas viables, para cuando ya no se puedan usar los motores de combustión interna.

Movilidad eléctrica: se avecinan grandes cambios

Es decir que la necesidad de cambiar de matriz energética va mucho más allá de la salud medioambiental, puesto que a medida que las existencias vayan mermando las grandes petroleras que a día de hoy controlan los mercados, se quedarán sin trabajo. Por eso están en pleno proceso de reconversión.

Pero la pregunta que surge es la siguiente, si las grandes multinacionales saben bien que el cambio es inevitable y están preparándose para ello (solo hace falta ver su publicidad: de un tiempo a esta parte todas son empresas verdes, sostenibles y/o ecológicas), ¿el usuario es consciente de los grandes cambios que habrá de experimentar en su vida para adaptarse a lo que se avecina?

¿Qué pasa hoy?

A día de hoy si bien hay algunas naciones que se pueden permitir el lujo de tener un alto nivel de movilidad eléctrica, son una minoría selecta. La enorme mayoría de los países debe hacer frente a una realidad económica que por ahora se impone y que apunta a seguir como estamos, aunque se trata de apostar por las energías renovables y se “fomenta” la compra de coches eléctricos.

En nuestro país quien más quien menos habla de movilidad eléctrica y muchos se plantean seriamente adquirir coches eléctricos a mediano plazo. Pero la realidad es que la enorme mayoría de los españoles ignora las nefastas consecuencias sobre el medio ambiente, que tienen sus costumbre a la hora de moverse y trasladar mercaderías.

PUBLICIDAD

Los coches eléctricos aún son muy costosos, las opciones que hay en el mercado son pocas y como las infraestructuras para recarga de los mismos son mínimas, con las limitaciones de autonomía que tiene estos vehículos, la gente no se siente segura, especialmente cuando deben recorrer distancias grandes.

Tampoco hay infraestructura (ni costumbre) para emplear bicicletas u otro tipo de vehículos no contaminantes, para realizar trayectos cortos. Para peor, las señalizaciones no son las mejores y no todos los que conducen este tipo de vehículos ligeros ni todos los que van al volante, respetan la normativa vigente y muchos ni siquiera la conocen.

PUBLICIDAD

En cuanto a volar, tomarse un barco para hacer un crucero o coger un bus para realizar un viaje de ocio o de trabajo, un alto porcentaje de los españoles no tiene ni idea (y a la mayoría no le importa), la huella de carbono que tiene cada uno de esos traslados, porque sus parámetros de elección son: precio, confort, rapidez y otras ventajas personales.

Compartir coche era uno de los métodos que estaba ganado más adeptos y que ayudaba a reducir la huella de carbono de los traslados de las personas, aunque la gente lo elegía más por ahorrar dinero que CO2. El problema es que las limitaciones de viaje impuestas por la pandemia por COVID 19 han sido nefastas para este tipo de formas de viajar.

PUBLICIDAD

¿Qué podría pasar en el futuro?

Además de la proliferación de vehículos eléctricos de todo tipo y de la instalación de puntos de recarga autosustentables y dependientes de las energías renovables, como es el caso de los paneles solares o los aerogeneradores individuales adosados a acumuladores de energía, habrá un cambio muy importante paralelo a estos avances.

En la actualidad la propiedad de un vehículo suele ser símbolo de estatus social, un concepto que desaparecerá si se impone la costumbre de compartir su propiedad y/o su uso, es decir que se alquilaría un coche eléctrico por tiempos determinados, pero no se lo poseería, lo que abarataría costos en todos los sentidos (seguros, mantenimiento, etc.).

Los servicios de transporte ya sea para mercaderías como para pasajeros serían eléctricos y en lo posible autosuficientes (con paneles solares en los techos, por ejemplo), aunque también se prevén varios tipos de sistemas, que permitirían recargar las baterías en movimiento (como es el caso de cintas colocadas en las carreteras o el de líneas de repostaje sobre las rutas).

Los científicos esperan que, en pocos años seamos testigos de una descarbonización real promovida por la conjunción de varias tecnologías, entre las que destacan la electrificación por fuentes renovables, las innovaciones en computación y la Inteligencia Artificial (IA), que tendrán un enorme impacto en la economía, la sociedad, la seguridad y la salud pública.

Los cambios que se vislumbran serán disruptivos y podrían conformar nuevas sociedades basadas en las Smart cities, la movilidad eléctrica, el empleo masivo de nuevas tecnologías y de energías renovables y la concienciación medioambiental. El futuro de la Tierra depende de ello, porque por ahora no tenemos otro planeta donde vivir.

¿En qué punto se encuentra el plan anunciado por Forestalia, que prometía 6 GW de energía verde en Aragón?

Se ha iniciado la tramitación de todos los proyectos dentro de las fechas exigidas por el Real Decreto 23/2020, lo cual constituía por sí mismo un reto descomunal. Es una gran satisfacción haber alcanzado este primer objetivo. Hemos registrado en total más de un centenar de proyectos fotovoltaicos y eólicos, todos en Aragón, y que suman los 6 GW a los que hemos hecho referencia varias veces desde Forestalia.

Hay que señalar que el trabajo no ha empezado con este hito, sino que, para llegar hasta aquí, ha habido un trabajo previo largo muy laborioso en varias áreas, desde la identificación de los terrenos y acuerdos con titulares de los mismos, hasta la elaboración de los proyectos tanto de las instalaciones como de su evacuación, estimaciones de viento e irradiación, etc.  Hemos cumplido el calendario de trabajo prefijado y hemos avanzado ciñéndonos a él con los ritmos previstos; y resolviendo las dificultades que han ido surgiendo en cada momento.

Forestalia: apostando por la transición energética

¿Para cuándo se prevé el inicio de las obras?

Hablamos de proyectos de largo recorrido y de gran complejidad, y por tanto no podemos pensar que todos los proyectos vayan a tener un calendario simultáneo y uniforme.

Si bien pensamos que en 2021 podremos completar gran parte de la tramitación administrativa, también comenzarán algunos de los trabajos de construcción que van a hacer realidad el proyecto en su conjunto. Además de esta cartera de 6 GW, me gustaría señalar que ya está en construcción un parque fotovoltaico en la localidad zaragozana de San Mateo de Gállego, que entrará en operación este verano, y en el primer trimestre del año se iniciarán también en Zaragoza las obras de varios parques eólicos.

Todo ello se sumará a la cartera propia de Forestalia, y se podrá añadir a los más de 2GW que nuestra organización ya ha promovido en Aragón y Castilla y León.

PUBLICIDAD

Las renovables son una necesidad, eso es indiscutible, pero el camino hacia su imposición ¿le parece que será fácilmente viable?

Decir que algo que significa un cambio global es fácil es muy atrevido y poco realista. Sin embargo, no podemos más que ser optimistas al respecto. Es obligatorio recordar que la mayor parte de las ideas y proyectos que nuestro presidente, Fernando Samper, adivinó y se propuso hace apenas cuatro años, y que parecían inalcanzables, están llegando a buen puerto. Han sido su anticipación y su visión de futuro las que han hecho de Forestalia una auténtica pionera en cuanto al desarrollo y expansión de las renovables en condiciones de mercado, sin subsidios ni primas, en nuestro país.

Hay que tener presente que el sector de las energías renovables es un importante elemento dinamizador de la economía por su actividad directa y por la de las industrias auxiliares, y que el empleo estable que se genera, y con él la creación de renta y riqueza, es una invalorable ayuda para la fijación de la población en el necesitado medio rural.

PUBLICIDAD

No podemos perder de vista tampoco que las consecuencias de la generación de energía renovable más barata, limpia y sostenible permitirá el fortalecimiento y la competitividad de todos los sectores industriales demandantes de la misma, mejorando la situación general del país, atrayendo nuevos emprendimientos y creando un círculo virtuoso de bienestar para el ciudadano como inversor, trabajador y consumidor.

Es ese círculo virtuoso de riqueza en el que debemos apoyarnos como Sociedad para que las estructuras legales y administrativas permitan que la instalación, más que la imposición, de las energías renovables sea más fácil, como preguntaba. Es la suma de la demanda social y la razonabilidad económica la que lo hará posible.

PUBLICIDAD

¿Cree usted que el fomento de las energías renovables promoverá un cambio en el modelo económico?

Si admitimos que, como decíamos antes, la promoción de las renovables es una necesidad, todo lo que dificulte su desarrollo tendrá que caer por su propio peso. Como he dicho anteriormente, parece algo muy claro que las energías renovables constituyen la respuesta más adecuada a la demanda energética actual y futura, no solo por su propia capacidad de producción, sino por la forma en la que producen: limpia y sostenible. No parece que se pueda dudar de que van a motivar un gran cambio estructural.

El 2030 es un de las fechas tope surgida en la Cumbre Climática de París de 2015. ¿España estará preparada para cumplir con los compromisos adquiridos?

España está viviendo un momento de máximo impulso para hacerlo. Se puede percibir ese impulso desde el Gobierno con su actividad normativa, pasando por todos los estamentos de la Administración vinculados con la tramitación de los proyectos, las empresas que se vuelcan en la inversión en el sector y hasta cada uno de los ciudadanos, que estamos modificando y adecuando nuestros hábitos de consumo a una realidad nueva y mejor.

Por otra parte, puedo afirmar que desde Forestalia trabajamos activamente para que el cumplimiento de esos compromisos en 2030 se pueda apoyar cada vez más en el desarrollo de las renovables. Tenemos la suerte de que nuestro país goce de una situación privilegiada, y no solo en lo geográfico sino también en la disponibilidad y acceso a los recursos naturales necesarios, para consolidarse como líder de la revolución de las renovables; y Forestalia quiere contribuir activamente a ese liderazgo.

PUBLICIDAD

La sede de la empresa Forestalia se encuentra en la calle Ortega y Gasset, 20, 2ª, CP: 28.006 de la ciudad de Madrid. En caso de tener interés en contactar con ellos, la organización pone a disposición de los interesados las siguientes vías de comunicación, teléfono +34 91 290 31 95, dirección de email: info@forestalia.com o en su web: http://www.forestalia.com/

Nuestro entrevistado, el señor Carlos Reyero, es el director general de Forestalia, de profesión economista cuenta con una dilatada experiencia internacional en distintos sectores, como las energías renovables, construcción, concesiones, industrial o servicios medioambientales, entre otros, en grupos como Dragados, Grupo ACS y Globalvia.

Mañana, sábado, 9 de enero, las asociaciones Ekologistak Martxan, Agharas y Biraka recogerán piezas de bicis, así como bicicletas y sillas de ruedas de segunda mano en la Herriko Plaza de Barakaldo, de 11:00 a 14:00 de la mañana.

La iniciativa se enmarca dentro ‘Lan beRdea biRzikleta eR’esilientzia’, el Plan de empleo verde para jóvenes en riesgo de exclusión que han impulsado entre las tres organizaciones y que ha sido recogido en los presupuestos participativos de la localidad fabril.

Asimismo, colocarán una mesa informativa en la céntrica plaza barakaldesa para explicar en qué consiste el proyecto y cuál es su objetivo. Se cumplirán escrupulosamente la s medidas de protección necesarias por el Covid-19.

Una nueva investigación dirigida por la Universidad de Cornell sugiere que las estrellas de mar, víctimas de la enfermedad de desgaste de las estrellas de mar (SSWD por sus siglas en inglés), en realidad pueden tener dificultad respiratoria, literalmente «ahogándose» en su propio entorno, ya que la actividad microbiana elevada derivada de la materia orgánica cercana y las temperaturas cálidas del océano roban las criaturas de su capacidad para respirar.

«Como seres humanos, respiramos, ventilamos, llevamos aire a nuestros pulmones y exhalamos», dijo en un comunicado Ian Hewson, profesor de microbiología en la Universidad de Cornell. «Las estrellas de mar difunden oxígeno sobre su superficie exterior a través de pequeñas estructuras llamadas pápulas o branquias de la piel. Si no hay suficiente oxígeno alrededor de las pápulas, las estrellas de mar no pueden respirar».

Naturaleza, las estrellas de mar ‘lo tienen crudo’

La investigación, «Evidencia de que los microorganismos en la interfaz animal-agua provocan la enfermedad de desgaste de las estrellas de mar«, se publicó en la revista Frontiers in Microbiology.

Según Hewson, las condiciones del océano conducen a la producción de cantidades inusuales de material orgánico, lo que, según él, impulsa a las bacterias a prosperar. A medida que las bacterias consumen la materia orgánica, agotan el oxígeno en el agua, creando un microambiente con bajo contenido de oxígeno que rodea a las estrellas de mar y conduce a la deflación, decoloración, hinchazón y torsión o rizado de las extremidades.

«Es una cascada de problemas que comienza con cambios en el medio ambiente», dijo Hewson, y explicó que la mayor parte de la materia orgánica proviene de la exudación microscópica de algas (una descarga), la excreción y egestión de zooplancton y los cadáveres de animales en descomposición. Esto estimula un grupo de bacterias llamadas copiotrofas, que sobreviven con carbono y consumen rápidamente materia orgánica, dijo.

Los copiotrofos respiran, dijo, por lo que mientras absorben la materia orgánica, agotan el oxígeno en el espacio acuoso de la estrella de mar. «Son las concentraciones de materia orgánica en el agua», dijo. «Si tienes una estrella de mar muerta y podrida junto a estrellas de mar que están sanas, toda la materia orgánica de esa persona muerta se desplaza y alimenta a las bacterias, creando un ambiente hipóxico. Parece que se está transmitiendo una enfermedad».

PUBLICIDAD

Hewson dijo que si bien se debe hacer más trabajo científico, «esto reformula la discusión sobre la ecología de las enfermedades marinas, que se ha centrado en las enfermedades patógenas», dijo. «Ahora deberíamos incluir microorganismos que no causan directamente la patología, ya que pueden tener una clave para afectar la salud de las estrellas de mar«.

  • El Dictamen Motivado  es el paso inmediatamente previo a la demanda ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.
  • El documento aporta fundamentos técnicos y jurídicos que refuerzan la denuncia contra dos consejeros de la Región de Murcia presentada por los grupos ecologistas.

Duro dictamen motivado a la gestión de la tórtola europea en España.

El pasado 3 de diciembre, las Autoridades Comunitarias remitieron a España un extenso Dictamen motivado (119 páginas) por un incumplimiento de la Directiva Aves en relación a la ausencia de medidas de conservación y a la autorización de la caza de la tórtola europea, una especie muy habitual de espacios agroforestales hasta fechas relativamente recientes, pero que ha sufrido un dramático declive.

En julio de 2019, la Comisión Europea ya envió una carta de emplazamiento a España donde consideraba que no se habían adoptado medidas necesarias para preservar la tórtola común: no remitir información detallada sobre su estado poblacional,  no haber designado áreas protegidas para la especies y no haberse asegurado que su caza fuese sostenible. A esta carta de emplazamiento, las autoridades españolas remitieron una respuesta, incluyendo la información aportada por la Región de Murcia, que ha sido insatisfactoria. (pág 2 del Dictamen).

Europa confirma la ‘ilegalidad’ de la caza de la tórtola europea y España de ‘perfil’

El diagnóstico de la Comunidad Autónoma no satisface a las autoridades comunitarias.

En el caso de la Región de Murcia, la Comunidad Autónoma apuntaba, sin una base científica y sin datos técnicos, como causas del declive a la pérdida de hábitats y la caza en zonas de invernada (África) (uno de los argumentos de las Federaciones que ha sido reiteradamente rechazado en informes científicos y técnicos aportados a los Consejos Asesores); la pérdida de hábitats en la región; las fumigaciones (especialmente en zonas de cítricos); la depredación por urraca, especialmente; la caza; la competencia por el incremento de tórtola turca (Streptopelia decaocto); enfermedades; envenenamiento (por productos fitosanitarios) y efecto del clima, incluido el cambio climático.

Además apuntó a diferentes medidas de la PAC y del PDR que podrían favorecer a la especie. A pesar de las respuesta remitida, la Comisión consideró que la Región de Murcia «no ha detallado las medidas aplicadas para la protección y gestión del hábitat de la tórtola común, la financiación asignada para su aplicación, el nivel de esa aplicación sobre el terreno ni su eficacia para invertir la situación». (pág 17 del Dictamen).

La Comunidad Autónoma no ha empleado las ZEPA como herramienta para proteger a la especie.

Además el dictamen apunta que la Región de Murcia no ha abordado la protección de las tórtolas europeas mediante la designación de ZEPA (áreas protegidas) y que no aporta información sobre sus poblaciones en las ZEPA, además ninguna ha sido declarada por esta especie. Además, la Comisión ha mostrado mediante un estudio que el declive de esta especie es igual o mayor dentro de las ZEPA al detectado de forma general, por tanto considera que no están siendo eficaces en la protección de la especie. (pág 28 del Dictamen).

Caza insostenible de la especie en la Región de Murcia.

La caza de la especie no puede considerarse, según la Comisión Europea, como sostenible, apuntando a la temprana fecha de apertura de la caza que coincide con la reproducción, tal y como se ha venido advirtiendo en los últimos años ANSE. Si bien la Comisión reconoce una reducción de la presión cinegética, básicamente por las presiones de los grupos conservacionistas, considera que hay una infracción de la Directiva Aves,  ya que la caza se ha autorizado «sin una supervisión y recopilación de datos sobre los niveles de caza» , «a niveles insostenibles», «a pesar del declive de la población» y con » un comienzo muy temprano de la temporada de caza» (pág 48 del Dictamen). ¡Cabe destacar que los datos aportados por la Comunidad Autónoma son referentes al año 2015!.

PUBLICIDAD

Medidas de conservación y protección del hábitat y moratoria de la caza, medidas urgentes a adoptar.

Como consecuencia de todo lo anterior, la Comisión otorga un plazo de dos meses para que se adopten las medidas oportunas de conservación de la tórtola europea en España. En caso de que estas no sean adecuadas existe el riesgo de que la Comisión Europea interponga un Recurso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea cuya Sentencia puede derivar en fuertes sanciones al Estado Español en caso de quedar  demostrado el incumplimiento de la Directiva Aves.

Irresponsabilidad de la Comunidad Autónoma, pese a las advertencias realizadas desde grupos conservacionistas, UE y Fiscalía.

El mantenimiento de la caza de la tórtola en la Región de Murcia, junto con la ausencia de medidas creíbles de gestión, fue el detonante para el abandono de los grupos conservacionistas del Consejo Asesor de Caza y Pesca fluvial en diciembre de 2019.

ANSE venía reclamando el fin de la caza de esta especie en la región de Murcia desde hace más de una década en el Consejo Asesor, y en 2011 intentó sin éxito que el TSJ suspendiera la Orden de Vedas entre otros motivos por el impacto sobre las poblaciones de tórtola. Sin embargo, la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia ha mantenido la caza de la especie hasta fecha, a pesar de los avisos de las organizaciones ambientales y de las advertencias tanto de la carta de emplazamiento de las autoridades comunitarias como de la circular de la Fiscalía.

PUBLICIDAD

Resulta preciso depurar responsabilidades por el impacto sobre la Red Natura 2000.

ANSE y Ecologistas en Acción presentaron en 2020 una denuncia contra los Consejeros Antonio Luengo y Javier Celdrán (y otros altos cargos de la Comunidad Autónoma) por no haber sometido a Evaluación de Repercusiones sobre la Red Natura 2000 las Órdenes de vedas de los periodos 2019/2020 y 2020/2021, tal y como establecía el Decreto 55/2015 y como advertían los informes jurídicos.

El dictamen motivado de la Comisión Europea será remitido a los Juzgados que están investigando los hechos, ya que aporta fundamentos jurídicos y técnicos sólidos que demuestran que las órdenes de vedas han tenido efectos negativos sobre los objetivos de conservación de estos espacios (una especie de ave migradora de llegada regular a la Red Natura 2000). Una adecuada Evaluación de Repercusiones sobre la Red Natura 2000 debería haber indicado el efecto negativo sobre sus poblaciones de la caza y lo inadecuado de las fechas de caza y haber integrado los contenidos de la Carta de Emplazamiento de la Comisión Europea y los requerimientos de la circular de la Fiscalía.

Además, el dictamen motivado confirma uno de los supuestos de prevaricación incluidos en la denuncia, a saber, que las Órdenes se aprobaron a pesar de que el informe técnico de la Dirección General de Medio Natural determinó que la información disponible resultaba «insuficiente para poder tener la certeza de que la actividad cinegética, tal y como se regula en la Orden [de vedas], no va a tener una repercusión relevante o significativa sobre la fauna».

PUBLICIDAD

ANSE lamenta que la cesión del Gobierno Regional a los intereses particulares del sector cinegético ponga en riesgo la biodiversidad deteriorando el medio ambiente e incumpla la normativa europea, lo que puede suponer graves sanciones que serán asumidas por el conjunto de los ciudadanos. En este sentido, el Gobierno Regional está en el borde del precipicio judicial; si la Consejería no rectifica, se encontrará con dos frentes abiertos, uno penal en Murcia y otro europeo en Luxemburgo, sede del Tribunal Europeo

La explotación de la energía solar en todas sus formas y opciones es uno de los pilares de la tan necesaria transición energética a la que se enfrenta el mundo. Dicha transición debe ponerse en marcha lo antes posible, si sus habitantes “pensantes” pretenden preservar el planeta, para que las futuras generaciones tengan un sitio acogedor en el que vivir.

Dado que es necesario investigar e innovar cubriendo todos los ángulos posibles, los científicos buscan sitios diversos a la hora de instalar las plantas de energía solar, intentan optimizar procesos naturales o recombinan la interacción entre elementos como el agua y el sol; todo ello, buscando aprovechar al máximo los recursos que brinda esta energía renovable.

Energías renovables: tres fantásticas innovaciones en energía solar

Flotando entre las montañas

En los Alpes suizos funciona desde hace apenas unos meses, una planta flotante de energía solar, que es la primera que se ha instalado a gran altura en el mundo. Esta solución podría ser aplicable a otros países con similares condiciones orográficas, permitiéndoles optimizar la explotación de esta fuente renovable.

Tomando un café surgió esta iniciativa, motivada por la necesidad de poder emplear el sol como fuente de energía en sitios en los que, si bien hay buena incidencia del astro rey se encuentran a grandes alturas, por lo que hasta ahora no se había logrado encontrar formas adecuadas para explotarla.

El lago de Toules se sitúa en los Alpes suizos, en el cantón de Valais, del municipio de Bourg-Saint-Pierre, al sur del país y muy cerca de la frontera con Italia. Al estar a 1810 metros de altitud es un lugar con grandes variaciones de temperaturas, que pueden pasar de 30ºC en verano a los -25ºC en pleno invierno.

PUBLICIDAD

Su instalación fue más costosa que la de los paneles fotovoltaicos que se colocan en tierra, puesto que fue necesario colocar 36 balsas que se encargan de sostener los 1400 paneles solares y luego anclarlas en un determinado punto del lago, pero el sistema está en pleno funcionamiento y produce energía para alimentar a más de 200 hogares (800 000 kilovatios hora anuales).

Además del lugar en el que se los ha instalado, el sistema de captación que emplean es muy innovador dado que los paneles son de doble cara, por lo que recogen directamente la energía por una de ellas y el reflejo del Sol en la nieve o el agua por la otra, aumentando su nivel de eficiencia. Por ahora a la única pega es que podría afectar al fitoplancton (no hay fauna y flora locales, ya que el lago se vacía cada año), pero se espera que no sea así.

Células biosolares

Más conocidas como BioCellSolar están pensadas para optimizar el proceso de la fotosíntesis en plantas terrestres, algas y algunas bacterias: aprovechando la luz solar se podría conseguir que estas «hojas artificiales» produjeran, por ejemplo: hidrógeno, uno de los combustibles más eficientes y menos contaminante, puesto que el residuo que deja es agua.

PUBLICIDAD

En los últimos años se ha logrado hacer que este proceso sea cada vez más eficiente y en la Universidad de Leiden en países Bajos se ha conseguido procesar CO2 de fuentes concentradas y obtener hidrocarburos. Además, han creado panales de Hidrógeno anexos, que actúan como puntos de recarga para vehículos ligeros.

Energía solar para desalar agua

En la actualidad, un gran número de personas carece de fuentes continuas y fiables de agua potable. Y dadas las condiciones a las que se enfrenta el planeta, a causa de la crisis climática y del calentamiento global producido por las acciones antropogénicas, esta situación será cada vez más grave y afectará a una mayor cantidad de individuos.

Por ello, conseguir agua es una prioridad y dado que la mayor parte de este líquido que se encuentra en el mundo es salada, emplear la energía solar para quitarle la sal y dulcificarla, parece a priori una idea genial, que los científicos de la Universidad de Rice en Houston, Texas, EEUU se han propuesto hacer realidad.

PUBLICIDAD

Hasta ahora la desalación se llevaba a cabo mediante un proceso llamado destilación por membrana, que requiere de una gran inversión en energía, lo que le resta eficiencia por sus altos costos. Los científicos de Rice han diseñado una nueva membrana compuesta por nanopartículas, que genera vapor de agua empleando energía solar y con un 80% de eficiencia energética.

I + D + i: una inversión tan necesaria como fructífera

Invertir en investigación, desarrollo e innovación es la única forma de progresar que tiene el mundo, a la vista de los estragos que las acciones de los seres humanos ya han provocado y de sus consecuencias, muchas de las cuales aún son imprevisibles. La energía solar debe ser uno de los pilares en los que se basen dichas investigaciones.

Queda mucho camino por recorrer en cuanto a la explotación de la energía solar y los miles de usos que se le podrían dar, pero si en los países más desarrollados, que son los que tienen capacidad de invertir el I + D + i, no se prioriza estas inversiones, el futuro del mundo será cada vez más ominoso.

En un comunicado, Endesa señala que el proceso de selección para este proyecto «pionero en España, que unifica la innovación puesta en marcha para la construcción de las mayores plantas solares de Endesa en Andalucía con la naturaleza, ha sido difícil, dada la calidad de los candidatos».

En total. se han recibido 22 solicitudes de información de apicultores del entorno de la provincia de Sevilla, de los cuales diez presentaron candidatura en firme y quedando tres finalistas. El ganador ha sido Loramiel, una pequeña empresa familiar con historia en el mundo de apicultura, ya que se trata de «la quinta generación que se dedica con pasión a producir miel».

Bravo por las renovables y el ingenio, un apicultor producirá miel ‘solar’ en las plantas fotovoltaicas de Endesa en Carmona (Sevilla)

Juan Ignacio López, apicultor propietario de Loramiel, ponía de relieve a la hora de presentar su candidatura que se trata de «una empresa familiar que ha ido transmitiendo la pasión y todo el proceso que conlleva ser apicultor de generación en generación».

«Esta pasión por la miel es la que les ha llevado a alzarse con el proyecto de miel solar de Endesa, por encima de otros candidatos con la misma pasión y años de experiencia como Maria de Miel, Premio Andalucía 2019 de Emprendimiento que ha quedado en segunda posición, y Apinazar con más de 30 años de experiencia y numerosos premios en su haber», señala Endesa.

«Ha sido un proceso difícil de selección porque nos hemos encontrado con muchos apicultores con experiencia y muchas ganas de participar en este proyecto único en España», señala Daniel Romero, responsable de sostenibilidad de Endesa para las plantas fotovoltaicas de Carmona. «Este proyecto surge de la necesidad de que las renovables se planteen bajo la perspectiva de compartir y no competir por el uso de la tierra, de ahí la importancia de buscar actividades del sector primario que puedan hibridar con nuestros parques, como es este proyecto de apiario solar», añade.

El apiario solar de Endesa es una iniciativa por la que en las plantas fotovoltaicas Las Corchas y Los Naranjos que la compañía ha puesto en funcionamiento el pasado mes de diciembre, se ha puesto a disposición un entorno vallado y seguro para instalar 25-30 colmenas. En este colmenar se producirá un concepto único de «miel solar con storytelling», una miel que hablará en su envase sobre el lugar donde se ha cosechado, un hábitat favorable para una especie protegida como es la abeja ibérica.

PUBLICIDAD

En este marco, el apiario de Endesa facilitará la implementación de cultivos agrivoltaicos en las plantas fotovoltaicas, dotándolas de un atributo diferenciador que permitirá facilitar a las abejas su imprescindible labor de polinización. «La actividad de apicultura unida al proyecto agrivoltaico de Endesa, suponen no solo un impulso al desarrollo socioeconómico de la comunidad local, sino también un claro ejemplo de cómo devolver el uso agrícola al suelo, aplicando de este modo el concepto de valor compartido y economía circular por el que Endesa está apostando en todas sus instalaciones renovables», subraya.

Para el desarrollo de este proyecto, Endesa ha firmado un convenio de colaboración con las empresas Smartbee y Protofy, con el fin de diseñar una solución tecnológica para implementar en estas colmenas que se empezarán a colocar en primavera, una vez que los cultivos de plantas aromáticas estén ya implantados.

Las corchas y los naranjos

Las dos plantas fotovoltaicas de Endesa en Carmona, ‘Los Naranjos’ y ‘Las Corchas’, entraron en funcionamiento a finales de 2020 produciendo energía equivalente al consumo de 30.000 hogares, es decir, toda la población de Carmona. Estas dos instalaciones de 50 MW cada una, en las que Endesa ha invertido cerca de 60 millones de euros, cuentan con más de 250.000 paneles fotovoltaicos, nueve centros de transformación eléctrica, una subestación y una red subterránea de cableado de 4,5 kilómetros.

PUBLICIDAD

«Con esta iniciativa única en España, la energía sostenible y el respeto por el ecosistema van de la mano, ofreciendo además un enclave único en el que modernidad y tradición conviven», subraya. El uso agrario de las instalaciones fotovoltaicas de Endesa se implantará además de en Carmona, en otras cuatro instalaciones, como son Totana (Murcia), Valdecaballeros y Augusto (Badajoz) y Andorra (Teruel).

Una nueva investigación dirigida por la Universidad de Cornell sugiere que las estrellas de mar, víctimas de la enfermedad de desgaste de las estrellas de mar (SSWD por sus siglas en inglés), en realidad pueden tener dificultad respiratoria, literalmente «ahogándose» en su propio entorno, ya que la actividad microbiana elevada derivada de la materia orgánica cercana y las temperaturas cálidas del océano roban las criaturas de su capacidad para respirar.

«Como seres humanos, respiramos, ventilamos, llevamos aire a nuestros pulmones y exhalamos», dijo en un comunicado Ian Hewson, profesor de microbiología en la Universidad de Cornell. «Las estrellas de mar difunden oxígeno sobre su superficie exterior a través de pequeñas estructuras llamadas pápulas o branquias de la piel. Si no hay suficiente oxígeno alrededor de las pápulas, las estrellas de mar no pueden respirar».

Naturaleza, las estrellas de mar ‘lo tienen crudo’

La investigación, «Evidencia de que los microorganismos en la interfaz animal-agua provocan la enfermedad de desgaste de las estrellas de mar«, se publicó en la revista Frontiers in Microbiology.

Según Hewson, las condiciones del océano conducen a la producción de cantidades inusuales de material orgánico, lo que, según él, impulsa a las bacterias a prosperar. A medida que las bacterias consumen la materia orgánica, agotan el oxígeno en el agua, creando un microambiente con bajo contenido de oxígeno que rodea a las estrellas de mar y conduce a la deflación, decoloración, hinchazón y torsión o rizado de las extremidades.

«Es una cascada de problemas que comienza con cambios en el medio ambiente», dijo Hewson, y explicó que la mayor parte de la materia orgánica proviene de la exudación microscópica de algas (una descarga), la excreción y egestión de zooplancton y los cadáveres de animales en descomposición. Esto estimula un grupo de bacterias llamadas copiotrofas, que sobreviven con carbono y consumen rápidamente materia orgánica, dijo.

Los copiotrofos respiran, dijo, por lo que mientras absorben la materia orgánica, agotan el oxígeno en el espacio acuoso de la estrella de mar. «Son las concentraciones de materia orgánica en el agua», dijo. «Si tienes una estrella de mar muerta y podrida junto a estrellas de mar que están sanas, toda la materia orgánica de esa persona muerta se desplaza y alimenta a las bacterias, creando un ambiente hipóxico. Parece que se está transmitiendo una enfermedad».

PUBLICIDAD

Hewson dijo que si bien se debe hacer más trabajo científico, «esto reformula la discusión sobre la ecología de las enfermedades marinas, que se ha centrado en las enfermedades patógenas», dijo. «Ahora deberíamos incluir microorganismos que no causan directamente la patología, ya que pueden tener una clave para afectar la salud de las estrellas de mar«.

Renault alcanzó los 4.724 vehículos etiqueta ‘Cero’ de la Dirección General de Tráfico (DGT) comercializados en 2020, con un 10,9% de cuota de mercado y un incremento de 1,25 puntos porcentuales en comparación con 2019, según ha informado la compañía en un comunicado.

En el mercado 100% eléctrico, la empresa alcanzó una cuota de mercado del 16,8%, ganando 1,2 puntos porcentuales frente a 2019. Por modelos, el ZOE contabilizó 2.425 ventas y un 13,5% de penetración; mientras que la furgoneta Kangoo Z.E. se anotó una cuota del 51,8% en este segmento, con casi 9 puntos más de penetración con respecto a 2019.

En este escenario, Renault ha afirmado que la oferta en lo referente a modelos que disponen de la etiqueta ‘Cero’ de la Dirección General de Tráfico va a seguir aumentando durante este año. En primer lugar, con el recientemente lanzado Twingo Electric, un 100% eléctrico, y también a través de la próxima comercialización de la versión berlina cinco puertas híbrida enchufable de Mégane, a la que seguirán otras novedades en el transcurso del año.

El mercado 100% eléctrico español creció un 64% en 2020 con respecto al año anterior, con una cuota que casi alcanzó el 2% del mercado total. En el último mes de diciembre, el crecimiento frente al mismo mes del año anterior fue de un 305%, con un peso del 3,7% en el mercado total. En cuanto al mercado híbrido enchufable, en 2020 se multiplicaron por tres y alcanzaron el 2,3% de las ventas del mercado.

En su conjunto, el mercado etiqueta ‘Cero’ alcanzó el 4,2% del mercado y acumuló 7 meses consecutivos de subidas en todas las comunidades autónomas.

Mañana, sábado, 9 de enero, las asociaciones Ekologistak Martxan, Agharas y Biraka recogerán piezas de bicis, así como bicicletas y sillas de ruedas de segunda mano en la Herriko Plaza de Barakaldo, de 11:00 a 14:00 de la mañana.

La iniciativa se enmarca dentro ‘Lan beRdea biRzikleta eR’esilientzia’, el Plan de empleo verde para jóvenes en riesgo de exclusión que han impulsado entre las tres organizaciones y que ha sido recogido en los presupuestos participativos de la localidad fabril.

Asimismo, colocarán una mesa informativa en la céntrica plaza barakaldesa para explicar en qué consiste el proyecto y cuál es su objetivo. Se cumplirán escrupulosamente la s medidas de protección necesarias por el Covid-19.

La explotación de la energía solar en todas sus formas y opciones es uno de los pilares de la tan necesaria transición energética a la que se enfrenta el mundo. Dicha transición debe ponerse en marcha lo antes posible, si sus habitantes “pensantes” pretenden preservar el planeta, para que las futuras generaciones tengan un sitio acogedor en el que vivir.

Dado que es necesario investigar e innovar cubriendo todos los ángulos posibles, los científicos buscan sitios diversos a la hora de instalar las plantas de energía solar, intentan optimizar procesos naturales o recombinan la interacción entre elementos como el agua y el sol; todo ello, buscando aprovechar al máximo los recursos que brinda esta energía renovable.

Energías renovables: tres fantásticas innovaciones en energía solar

Flotando entre las montañas

En los Alpes suizos funciona desde hace apenas unos meses, una planta flotante de energía solar, que es la primera que se ha instalado a gran altura en el mundo. Esta solución podría ser aplicable a otros países con similares condiciones orográficas, permitiéndoles optimizar la explotación de esta fuente renovable.

Tomando un café surgió esta iniciativa, motivada por la necesidad de poder emplear el sol como fuente de energía en sitios en los que, si bien hay buena incidencia del astro rey se encuentran a grandes alturas, por lo que hasta ahora no se había logrado encontrar formas adecuadas para explotarla.

El lago de Toules se sitúa en los Alpes suizos, en el cantón de Valais, del municipio de Bourg-Saint-Pierre, al sur del país y muy cerca de la frontera con Italia. Al estar a 1810 metros de altitud es un lugar con grandes variaciones de temperaturas, que pueden pasar de 30ºC en verano a los -25ºC en pleno invierno.

PUBLICIDAD

Su instalación fue más costosa que la de los paneles fotovoltaicos que se colocan en tierra, puesto que fue necesario colocar 36 balsas que se encargan de sostener los 1400 paneles solares y luego anclarlas en un determinado punto del lago, pero el sistema está en pleno funcionamiento y produce energía para alimentar a más de 200 hogares (800 000 kilovatios hora anuales).

Además del lugar en el que se los ha instalado, el sistema de captación que emplean es muy innovador dado que los paneles son de doble cara, por lo que recogen directamente la energía por una de ellas y el reflejo del Sol en la nieve o el agua por la otra, aumentando su nivel de eficiencia. Por ahora a la única pega es que podría afectar al fitoplancton (no hay fauna y flora locales, ya que el lago se vacía cada año), pero se espera que no sea así.

Células biosolares

Más conocidas como BioCellSolar están pensadas para optimizar el proceso de la fotosíntesis en plantas terrestres, algas y algunas bacterias: aprovechando la luz solar se podría conseguir que estas «hojas artificiales» produjeran, por ejemplo: hidrógeno, uno de los combustibles más eficientes y menos contaminante, puesto que el residuo que deja es agua.

PUBLICIDAD

En los últimos años se ha logrado hacer que este proceso sea cada vez más eficiente y en la Universidad de Leiden en países Bajos se ha conseguido procesar CO2 de fuentes concentradas y obtener hidrocarburos. Además, han creado panales de Hidrógeno anexos, que actúan como puntos de recarga para vehículos ligeros.

Energía solar para desalar agua

En la actualidad, un gran número de personas carece de fuentes continuas y fiables de agua potable. Y dadas las condiciones a las que se enfrenta el planeta, a causa de la crisis climática y del calentamiento global producido por las acciones antropogénicas, esta situación será cada vez más grave y afectará a una mayor cantidad de individuos.

Por ello, conseguir agua es una prioridad y dado que la mayor parte de este líquido que se encuentra en el mundo es salada, emplear la energía solar para quitarle la sal y dulcificarla, parece a priori una idea genial, que los científicos de la Universidad de Rice en Houston, Texas, EEUU se han propuesto hacer realidad.

PUBLICIDAD

Hasta ahora la desalación se llevaba a cabo mediante un proceso llamado destilación por membrana, que requiere de una gran inversión en energía, lo que le resta eficiencia por sus altos costos. Los científicos de Rice han diseñado una nueva membrana compuesta por nanopartículas, que genera vapor de agua empleando energía solar y con un 80% de eficiencia energética.

I + D + i: una inversión tan necesaria como fructífera

Invertir en investigación, desarrollo e innovación es la única forma de progresar que tiene el mundo, a la vista de los estragos que las acciones de los seres humanos ya han provocado y de sus consecuencias, muchas de las cuales aún son imprevisibles. La energía solar debe ser uno de los pilares en los que se basen dichas investigaciones.

Queda mucho camino por recorrer en cuanto a la explotación de la energía solar y los miles de usos que se le podrían dar, pero si en los países más desarrollados, que son los que tienen capacidad de invertir el I + D + i, no se prioriza estas inversiones, el futuro del mundo será cada vez más ominoso.

Andalucía continúa avanzando en su camino hacia un modelo energético eficiente, sostenible y neutro en carbono con el firme propósito de aprovechar los recursos renovables disponibles en la región a tenor de los datos facilitados por la Agencia Andaluza de la Energía y recogidos en su publicación anual ‘Datos Energéticos’.

Todas las tecnologías renovables (salvo la hidráulica) han contribuido a este crecimiento,principalmente, la solar (fotovoltaica y termosolar) y la biomasa. De esta manera, el consumo de energía renovable el ejercicio pasado aumentó un 12,4 por ciento, hasta alcanzar los 3.725 ktep (kilotoneladas equivalentes de petróleo), la cifra más alta desde que existen registros estadísticos.

Andalucía ‘reina’ en el consumo de energías renovables

El año 2019 se ha caracterizado por tres importantes hechos desde el punto de vistaenergético y medioambiental: «un notable avance de las renovables, tanto en su consumo para uso térmico como en la producción de electricidad; una drástica reducción de la demanda de carbón y, como consecuencia de las dos anteriores, una disminución de emisiones de CO2″. En esta línea de aprovechamiento de los recursos renovables con los que cuenta la región, destaca la puesta en marcha de 1.112 nuevos megavatios (MW) eléctricos renovables, fundamentalmente de tecnología solar fotovoltaica, que ha duplicado su potencia respecto al año anterior.

Gracias a esas nuevas plantas solares, se ha incrementado un 10% la generación eléctrica de origen renovable en 2019 y el 43 por ciento del total de la potencia eléctrica instalada en Andalucía procede de fuentes limpias. Por otro lado, el uso del carbón para la generación de electricidad se ha reducido de forma drástica, hasta suponer tan solo el 3,9 por ciento del total de energía consumida en la comunidad andaluza. «O, dicho en otras palabras, lasrenovables van relevando a los combustibles fósiles como el carbón, que ha reducido su consumo un 71% (1.839 ktep menos que en 2018)», añade el comunicado.

Respecto a otras fuentes de energía, el consumo de petróleo y derivados se mantieneprácticamente igual que en 2018, y se incrementa el consumo de gas natural un 30,7 por ciento (1.321 ktep), cubriendo parte del hueco que deja el carbón en la estructura de generación eléctrica. Estas dos circunstancias -la gran reducción del consumo de carbón y el notable incremento del cosumo de energía renovable-, han traído un tercer hecho muy importante: las emisiones de CO2 asociadas al uso de combustibles fósiles descendieron 11 puntos respecto al año anterior en Andalucía, estimándose en 37.285 kilotoneladas (kt).

A esta reducción ha contribuido de manera decisiva la descarbonización del sistema de generación eléctrica andaluz, que ha disminuido un 31 por ciento sus emisiones de CO2. No en vano, el 38 por ciento de toda la electricidad producida en Andalucía durante 2019 procedió de fuentes libre de emisiones de dióxido de carbono, situándose en 13.367 GWh (gigavatios hora). El resto, 22.005 Gwh, provino en su mayoría del gas natural, mientras que el carbón generó un73 por ciento menos de electricidad respecto a 2018 y supone apenas el 9 por ciento del totalde la producción de electricidad en Andalucía.

PUBLICIDAD

Análisis sectorial

El sector transporte aumentó su consumo de energía final un 2,6 por ciento (135 ktep) ysigue ostentando el primer puesto como mayor consumidor, al demandar el 39,2 por ciento (5.319 ktep) del consumo total de energía final en Andalucía, englobando el 68 por ciento del consumo de derivados de petróleo, aunque también ha aumentado el consumo de biocarburantes en un 1,8 por ciento (4,9 ktep).

La industria, el segundo consumidor de energía (31,3 por ciento) después del transporte, es el sector que más crece en consumo de energía final (8,6, en 336 ktep), si bien este incremento se cubre en una gran parte mediante el consumo de energía renovables, que aumenta en un 47,4 por ciento, y de gas natural, con un incremento de 12 puntos respecto al año anterior.

Después de la industria, el sector servicios es el segundo con mayor crecimiento en el consumo de energía final, aumentando su demanda de energía renovable en 5,4 puntos, de productos petrolíferos (1,8 por ciento) y, sobre todo, de gas natural (34,2 por ciento).

PUBLICIDAD

El primario, aunque es el sector que menos energía consume, también aumenta su demanda de energía final en un 3,5 por ciento, pero lo hace a costa de incrementar el consumo de gas en un 38,9 por ciento, y, en menor medida, de productos petrolíferos (1,6 por ciento), siendo el único que reduce su demanda de energía renovable (un 20,7 por ciento menos que en 2018).

Con 4,6 puntos menos, el residencial es el único sector que disminuye su consumo de energía final en 2019. Por fuentes, también reduce su consumo de productos petrolíferos en un 3,2 por ciento, en contraposición con el aumento de consumo de energía renovable (4,9), así como el de gas natural (3,2).

Por último, señalar que todos los sectores continúan electrificando su demanda de energía (consumen más electricidad en detrimento de otros combustibles para cubrir sus necesidades energéticas) con respecto al año anterior, menos el residencial, que baja en 7,2 puntos porcentuales. En el sector primario crece un 9,5 por ciento (133,8 ktep), en la industria un 4,6 por ciento (373,3 ktep), en el transporte un 4,6 por ciento (10,8 ktep) y en el sector servicios un 1,6 por ciento (176 ktep).

PUBLICIDAD

Análisis por provincias

El consumo de energía final se ha incrementado respecto a 2018 en todas las provincias andaluzas, salvo en Almería, donde se reduce un 1,9 por ciento (19,3 ktep). El mayor crecimiento en porcentaje se registra en la provincia de Huelva, con un 11,7 por ciento (190 ktep), seguida por Jaén con un 6,8 por ciento (74,2 ktep), Córdoba con un 5,6 por ciento (60,9 ktep), Málaga con el 3 por ciento (64,2 ktep), Sevilla con un 2 por ciento (48,3 ktep), Cádiz con el 1,7 por ciento (41 ktep) y Granada con el 1,4 por ciento (18,4 ktep).

El consumo de energías renovables se incrementa en todas las provincias, salvo en Huelva, donde se reduce un 35,8 por ciento (26,7 ktep). Los mayores incrementos de consumo de fuentes limpias se registran en Sevilla con un 31,1 por ciento (47 ktep), Málaga con un 28,5 por ciento (31,4 ktep) y Córdoba con el 26 por ciento.

Respecto al consumo de productos petrolíferos, aumentó sobre todo en Jaén un 7,5 por ciento (37,1 ktep), Huelva un 4,5 (27,8 ktep) y en Málaga un 3,3 (45,8 ktep), mientras que el consumo de gas natural desciende especialmente en Málaga (un 5 por ciento, 5,9 ktep).

Al incremento del consumo de energía eléctrica contribuyen Córdoba con un 1 punto porcentual (29,8 GWh), Jaén con un 0,8 (22,6 GWh) y Huelva con un 0,7 (23,4 GWh). Reducen su consumo las provincias de Sevilla un 2,7 por ciento (207,1 GWh), Almería un 1,8 (58,2 GWh), Málaga un 1,3 (81,7 GWh), Granada un 0,7 (21,7 GWh) y Cádiz un 0,3 por ciento (15,7 GWh).

En concreto, ambas empresas han constituido una nueva compañía que se denominará Bruc Alter Enersun y que integrará estos activos, todos ellos en fase de construcción y desarrollo avanzado en las comunidades autónomas de Andalucía y Extremadura. Alter tendrá el 45% del capital de esta nueva sociedad.

La nueva empresa estará liderada por Juan Béjar en representación de Bruc y José Luis Morlanes, consejero delegado de la compañía de renovables del grupo industrial Cristian Lay, por parte de Alter Enersun. Béjar consideró que esta operación «consolida a Bruc como uno de los actores relevantes en el sector de las energías renovables en España» y subrayó que la descarbonización de la economía «es un deber medioambiental y al mismo tiempo una oportunidad para la atracción de inversiones y la generación de empleo industrial».

Por su parte, Morlanes, por su parte, destacó el fuerte ritmo de crecimiento de Alter Enersun, «que ahora se verá acelerado por el acuerdo con Bruc Energy». Los dos grupos indicaron que el acuerdo se produce como consecuencia de «la complementariedad de fortalezas de las dos compañías y una visión a largo plazo del negocio de producción de energía renovable en España».

Bruc Alter Enersun pondrá en operación en el mes de marzo la primera inversión de la ‘joint venture’, una planta de energía solar fotovoltaica denominada ‘Huelva 2021’, que ocupa 95 hectáreas en el término municipal del mismo nombre. Con 113.000 paneles solares, suma una potencia instalada de 50 MW,que pueden producir 100 gigavatios hora (GWh) al año, lo que supone el consumo de 30.133 hogares. Evitará la emisión de 18.735 toneladas de CO2 al año.

Bruc Energy es uno de los vehículos de inversión de Bruc Management, una gestora de fondos que opera en el sector de las energías renovables. A pesar de que sus primeras inversiones se localizaron en Japón, donde tiene una cartera de 60 MW, ha tenido un rápido desarrollo en España en los últimos meses. Con la operación realizada con Alter Enersun, Bruc suma ya cerca de 1.500 MW en explotación o en desarrollo en la Península Ibérica.

Mientras, Alter Enersun, constituida en 2009, cuenta en la actualidad con más de 140 instalaciones en cubierta y suelo en España y Portugal y desarrolla 1.000 MW fotovoltaicos y eólicos, de los que el 50% iniciarán su construcción antes de que finalice 2021.

En línea con esta iniciativa, Fundación Repsol, Sylvestris y Land Life también están desarrollando un plan para recuperar áreas deforestadas, arrasadas por incendios o en abandono agrícola en diferentes regiones de España, plantando más de 350.000 árboles que permitirán eliminar de la atmósfera 108.000 toneladas de CO2.

Estos proyectos, además de su impacto ambiental positivo y la recuperación de ecosistemas degradados, promueven el empleo y desarrollo rural.

La Fundación Repsol ha creado la sociedad Repsol Impacto Social, cuyo objetivo es contribuir a una transición energética sostenible y crear oportunidades para colectivos vulnerables a través de una red de empresas económicamente sostenibles que generen impacto social y medioambiental en España y Portugal.

En concreto, los segmentos de actividad de estas empresas son la reducción de emisiones, la movilidad sostenible, la economía circular, la eficiencia energética y los productos y servicios Eco.

Además de Sylvestris, la fundación de la energética cuenta con participaciones en Saema, empresa dedicada a la recuperación y reciclaje de plásticos y envases; Koiki, dedicada al reparto sostenible de última milla; y en GNE Finance, centrada en proveer soluciones integrales para la rehabilitación de viviendas urbanas ecosostenibles en zonas vulnerables.

Un proyecto coordinado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) usará el láser para eliminar las malas hierbas de los cultivos y ofrecerá así una alternativa sostenible al uso de productos químicos como pesticidas y plaguicidas.

El prototipo consistirá en un vehículo o robot autónomo con un sistema de visión con inteligencia artificial que discriminará las malas hierbas de los cultivos. Luego detectará los meristemos de las malas hierbas (responsables de su crecimiento) y les aplicará un láser de alta potencia para matar las plantas.

Tecnología verde, el CSIC utilizará el láser para eliminar malas hierbas de los cultivos sin necesidad de pesticidas

Este prototipo será desarrollado por un equipo multidisciplinar coordinado por investigadores del Centro de Automática y Robótica, un centro mixto del CSIC y la Universidad Politécnica de Madrid (CAR-CSIC-UPM). «Esta tecnología, al enfocarse directamente sobre los meristemos y no emplear pesticidas ni plaguicidas, proporciona una solución limpia al problema de la eliminación de malas hierbas y ayudará a reducir significativamente los productos químicos en el medio ambiente», explica Pablo González de Santos, científico del CSIC en el CAR-CSIC-UPM y coordinador del proyecto.

Así, se podrá aumentar la productividad agrícola al tiempo que se logra mayor sostenibilidad ambiental y se mejora la salud de animales y seres humanos, añade el investigador. El equipo de González Santos se encargará de la coordinación inteligente de todos los subsistemas, incluyendo la generación de misiones y la navegación autónoma del robot móvil.

El proyecto ‘Welaser’ está formado por un consorcio de 10 socios de España, Alemania, Dinamarca, Francia, Polonia, Bélgica, Italia y Holanda y se va a centrar en cultivos de trigo y maíz, los más relevantes en el mercado europeo, así como de remolacha y zanahoria.

Las malas hierbas que crecen en los cultivos agrícolas se caracterizan por su alta capacidad de dispersión, una gran persistencia y por disminuir el rendimiento de las plantaciones. Para eliminarlas se suele usar productos químicos, pero deterioran las propiedades del suelo y dañan sus organismos beneficiosos. Acabar con el uso de plaguicidas y pesticidas es un objetivo clave de la Unión Europea (UE). De este modo, el proyecto ‘Welaser’ propone una alternativa sostenible al uso de pesticidas y plaguicidas y prevé contar con un prototipo en 2023, que luego tendrá que ser comercializado.

PUBLICIDAD

Junto al CSIC participan en este proyecto Agreenculture SaS (Francia), la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (España), Futonics Laser (Alemania), el Instituto para la Ecología de las Áreas Industriales (Polonia), Laser Zentrum Hannover (Alemania), la Universidad de Bolonia (Italia), la Universidad de Copenhague (Dinamarca), la Universidad de Gante (Bélgica) y Vanden Borne Projecten BV (Holanda).

20/125